Ideal para 'Baby Showers' o como un regalo especial para las futuras mamás, la pintura corporal durante el embarazo puede ser divertida y significativa. Es una bonita manera de conmemorar y celebrar la maternidad. 

 

Me gusta hacer diseños personalizados, por lo que siempre le pregunto a la mamá qué es o ha sido particularmente importante para ella, ya sea durante el embarazo o antes. Mientras se realiza la sesión, se crea una sensación de relajación y conexión profunda con el bebé; de hecho, en muchas ocasiones podemos ver al bebé moverse al ritmo de las pinceladas, puesto que le produce una estimulación muy placentera.

 

La sesión de belly painting dura entre 2h a 2h30min, siempre dependiendo del diseño a elaborar, y se realiza a domicilio. El mejor momento para realizarla es entre el 6º y 8º mes del embarazo, dado que la barriguita ya tiene una forma más redondeada, y la futura mamá no se sentirá tan pesada como en las últimas semanas.

 

Uso las mejores pinturas al agua, de materia prima cosmética e hipoalergénicas de acuerdo con las directivas europeas y aprobadas por la FDA (Agencia de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos), hechos con ingredientes naturales y sin químicos dañinos que irritan la piel. 

 

*Procedimiento para eliminar la pintura de la barriga fácilmente:

  1. Usa jabón líquido o pastilla con algunas gotas de agua.
  2. Masajea el área pintada con los dedos hasta que se forme una consistencia fangosa.
  3. Usa una toallita húmeda, un removedor de maquillaje o humedece papel absorbente para limpiar la pintura.
  4. Lava la barriguita con agua tibia.
  5. Repite los pasos # 1 - # 4, si es necesario.
  6. Para limpiar las áreas difíciles, usa un aceite suave como aceite de oliva o de coco.
 

¡Una experiencia divertida, única y memorable!